Friday, December 22, 2006

No le puedo decir que no a Depeche Mode



El año pasado (y principio de este) fue el año de Depeche Mode como no lo había sido desde 1990, cuando sacaron Violator y se volvieron la banda mas grande del mundo por un año especial; la banda sacó Playing The Angel a las masas, las cuales respondieron con fervor al colocarlo en las listas de los mas vendidos y todo, se fueron de gira hasta Urano, vinieron a México, vendiendo el estadio entero del Foro Sol en menos de una hora, lo que hizo obligarlos a abrir una segunda fecha que se vendió aún más rápido!!! Fue tanto el año de Depeche Mode que me hizo apartarme de ellos lo mas que pudiera, estaba harto de ellos; no es que no me gustará Playing The Angel, fue de mis discos favoritos del año y no es que pensara que por fin, después de veintitantos años de fama por fin mostraban arrogancia (no creo que sean físicamente capaces de serlo), es solo que era mucho de Depeche Mode, no podía escarparlos, se oían en todos lados, gente que normalmente viste camisetas de U2, ahora llevaban camisetas de DM, era mucho para mí. Jamás habían experimentado algo así con la banda; siempre que me han gustado, han sido una banda de culto, aunque sus sencillos y videos siempre fueron programados bastante, pero nunca a un nivel de ver a TODO EL PINCHE MUNDO SIENDO FAN DE LA BANDA, gente que no tiene ni puta idea de la música, me ennerva mucho.

Me recuerda un poco a la época en la que los conocí...si, es otro cuento de como al principio odiaba a cierta banda solo para que después me diera cuenta de lo geniales que son. Recuerdo muy bien tener una conversación con alguién en el cuál yo defendía los meritos artísticos y musicales de Pearl Jam (la gente que me conoce le parecerá muy raro esto) y esta persona cuestionandome si era fan también de Depeche Mode, lo cual negué rotundamente o, más bien, ya que en ese entonces tenía como 12 años, dije que eran unos "pinches puñales horribles que tienen miedo a las guitarras" (ahora que lo pienso, mi forma de expresarme no ha cambiado mucho desde entonces) y que su música era atróz, la otra persona replicó diciendo que no me podía gustar Pearl Jam y odiar a Depeche Mode al mismo tiempo lo que se me hace completamente idiota, ya que no tienen nada que ver una banda con la otra, como comparar a Westlife con the Velvet Underground (aún que fueran dos bandas con estilos muy parecidos, el gusto puede ser diferente, más que nada porque el caso mas probable es que una de ambas este inspirada por la otra y, por tanto, la subsecuente siendo de poca inspiración y nada novedosa como la otra a la que se compara), tuve un repudio muy fuerte, probablemente por su imágen, su falta de distorsión y guitarras (en esos entonces, yo tenía un dicho que si no tiene distorsión entonces no servía) y su popularidad, aunque era la época de Songs Of Faith And Devotion. Fue hasta años después cuando lanzaron Ultra y escuché "Barrel Of A Gun" que oí y, más importante, sentí lo bueno que eran y, en parte, me ayudaron a menterme en la electrónica; en ese sentido, el sencillo era el perfecto crossover para mi, con sus cajas de ritmos fuertes, guitarras con wah en el fondo y su sentido de agresividad inminente, ¿Cómo podía decir que no? Sobre todo porque venía de estar escuchando a Nine Inch Nails y a Ministry.



Es raro que una banda así se vuelva de mis favoritas, una banda increiblemente popular y con canciones de radio; en el DVD que viene en su Best Of, el cuál han estado pasando en VH1, Martin Gore o Alan Wilder o alguién más dice algo así como que al principio, la banda no sabía si querían ser una banda mas de culto o completamente comercial y, la verdad a la que se puede concluir con solo un vistazo a su trayectoria es que consiguieron ambos; su música no es sosa y vacia, sino todo lo contrario, teniendo un minimalismo oscuro texturizado el cuál les puede servir de plataforma para la experimentación, incorporando todo desde el blues mas puro ("Personal Jesus", "I Feel You") hasta el más aventurado (los licks acústicos mas los beats amórfos al estilo IDM de "Dream On"). Pero lo que me engancha en verdad son las vocales, yo soy una persona que no le gustan las voces severamente pulidas y no le presto mucha atención a las letras, más si me gustan las melodias vocales bien hechas (lo cuál explica porque me gustan muchas cosas pop); con Depeche Mode, la melodía vocal en cada una de las canciones es tan parte de la instrumentación y los arreglos que, de dejar las canciones sin estas, se oirían mediocres; las melodías y las palabras de las letras se integran tan bien que es imposible no prestarles atención, y las letras tienden a ser desde rimas perfectas ("Promises me I'm as safe as houses/As long as I remember who's wearing the trousers") hasta historias y reflexiones detalladas ("Blasphemous Rumours"), gritando porque tú las grites a la vez, y entregadas con gran potencia por Dave Gahan (y, a veces, por el compositor principal, Martin Gore), quién es probablemente el único vocalista que puede cantar "bien" todo el tiempo y no cansarme en ningún momento. Más que nada, Depeche Mode es temáticamente, no solo en las letras, sino en la instrumentación, los arreglos, las voces, el sentimiento, etc. sobre la pasión que puede llegar a tener la obsesión, desde lo más simple como el de entenderse con otra persona o poner un riff de dos notas de guitarra atrás de una pared de sintes hasta las relaciones humanas más profundas, sobre el amor y el sexo, el interés y el estrés de querer a alguién tanto por lo que nos pueden llenar, al punto de sentir una redención interna que llegue hasta al punto mas lejano del alma en el que el beso mas tierno y el orgasmo mas salvaje tienen un punto especial que nos definé y nos hace sentir parte del universo y absuletos del paso del tiempo al mismo tiempo; por eso, no me extraña que Violator ha tenido y tiene un vínculo muy cabron entre mi preferencia por él y la mayoría de las chavas en las que me he interesado.

Me he hartado tanto de Depeche Mode que no los he oído en un ratote (también sigo un poco enchilado por no haber podido ir a verlos en concierto), hace como un año que no oigo Playing The Angel; pero, al ver el documental anteriormente mencionado en VH1 (porquería de canal, aunque pasan muy buenas películas y en su segmento Clásico a veces ponen buenas cosas, como "She Don't Use Jelly" de Flaming Lips), no pude resistirme y decidí volver a escucharlos y es que, la verdad, no le puedo decir que no a Depeche Mode, simplemente no puedo negarme a su música.



Por eso aquí les comparto un mini mix que hice de las canciones que mas me han estado rayando en esta semana de Depeche Mode.

Depeche Mode - Pop Obsessed

01. Useless
02. Strangelove
03. Blasphemous Rumours
04. Walking In My Shoes
05. Halo
06. People Are People
07. When The Body Speaks
08. Enjoy The Silence

Depeche Mode - Pop Obsessed.zip

2 comments:

Anonymous said...

Hola amigo, te escribo para decirte que nosotros también tenemos una profunda admiración por Depeche Mode. Somos Ansiedad cero, de Bs. As. Argentina. Saludos y que todas tus cosas anden bien. Si queres conocer algo de lo que hacemos podes entrar en: myspace.com/ansiedadcero Saludos.

I Am You said...

saludos devotooooooooo