Monday, June 28, 2010

Lo Efímero del "Waka Waka" y "Crystalized"
















Foto de Shakira por Andres.Arranz

Este fin de semana, en lo que de otra manera hubiera sido un Glastonbury más en el que no pasara nada más que artistas haciéndose publicidad para vender más discos, Shakira sorprendió a muchos al interpretar una canción del grupo indie-electrónico The xx. Por supuesto, no estoy hablando de que este fue un suceso como lo que pasó en Woodstock 99, pero gran parte del público está extra-indignado con que esta mujer se atreviera a coverear una canción de una banda "indie".

La indignación que se ha generado me irritó la verdad (ya sé, hay talcos para eso...), no porque la mujer de "Hips Don't Lie" tuviera la osadía de sacarse una rola de un grupo poco conocido, con más credibilidad con los críticos y fans y, por lo mismo, de mejor calidad; lo que me hizo sentir mal es que, a mi gusto, The xx son un grupo que no aporta nada ni suena bien ni tienen nada que decir ni son de mejor calidad. Escuchar su debut homónimo es como sentarse en el consultorio de un dentista y sentir como los segundos cada vez van más lento y todo se vuelve más leve e insoportable, sin mencionar su pinche video mamón que parece ataque epiléptico, con la misma escena con variaciones mínimas ocurriendo una y otra vez.

A mi gusto, Shakira tampoco es mejor, pero puedo contar más canciones de ella que tienen personalidad y son memorables, y eso es mucho más de lo que puedo decir de los Equis-Equis; o ¿Les debo recordar que este es el grupo que ha cancelado giras enteras y perdió a un miembro por estar "exhaustos"? Si el enojo es porque Shakira se va a colgar de este grupo para sacar su música a un público que no los conoce, es decir, esa horrible frasesita y el concepto que la acompaña conocida como "fusilarse un rola", no digan estupideces porque a) Shakira hace o le hacen canciones diseñadas para gustarle al mayor público posible, mientras que los Equis-Equis obvio las hacen para un público relativamente más selecto y b) Con tantas de sus rolas apareciendo en series de televisión, es difícil pensar que The xx no buscan comercializar su música.

La música de los Equis-Equis, en la superficie, parece más profunda, más elaborada y con mayor credibilidad artística, no se visten como modelos o como monstruos espaciales --gracias Lady Gaga, ya todos los del pop se deben de vestir como Transformer en sus videos--, y también se escuchan como artistas que en años anteriores han sacado canciones y discos que han cambiado e influido a otros artistas. Todo esto en la superficie, porque les falta el entusiasmo, la creatividad y esa visión de tratar de decir algo nuevo con sonidos ya escuchados. Son solo otras copias al carbón de sonidos ya hechos y vendidos. Esa es mi muy personal apreciación de estos británicos.

Por otro lado, un aspecto que ha decaido con creces en el mundo es la credibilidad crítca en la música, ya que es poca la gente y medios que se dedican a de veras escuchar y escribir bien, todo ha sido tomado por bloggers y su mentalidad, comenzando por Pitchfork Media, en la que saber escribir y comunicar es irrelevante a dar una crítica, y están más interesados en buscar "el nuevo grupo del momento" para que la gente que se siente en la punta de lo que sucede --de lo que está de moda-- tenga que presumir, como una falda que debutó seis meses antes en Milán y ahora la usan, en vez de disfrutar la música y decir "Hey, me late esto, por esto y esto; chance a ti también te va a latir, sin importa que alguien te discrimine por lo mismo".

Lo cuál me lleva a hablar de los hipsters, quienes arruinan todo por esas mismas actitudes; en verdad no les gusta nada, solo dicen gustarles cosas para seguir en su moda con su séquito, y por supuesto todo lo esconden atrás de la ironia; todo es superficial y nada dura, por lo mismo que los grupos a los que escuchaban hace dos años ya ni los recuerdan. Tengo dos anécdotas de hipsters, en dos países diferentes: La primera, en el Festival Manifest aquí en el DF, Yo La Tengo estaba tocando en el escenario principal, poniendo un muy buen concierto, mientras que la mayoría de la gente ni siquiera sabía quienes eran (lo cual puede ser comprensible), pero el punto es que la gente se empujaba para apartar lugar y ver a la siguiente banda, y a cada momento se ponían más impacientes por andar nada más llenando espacio, por lo que empezaron a abuchear a YLT, lo cual se me hizo de lo más bajo. Apartaban lugar para ver a The Rapture*, y les apuesto a que esos pendejos ignorantes que ni abren las putas orejas para ir a conciertos, se acuerdan de haberlos visto o siquiera que existieron.

El siguiente ejemplo ocurrió en Nueva York, se presentaba un concierto de música contemporanea etiope, encabezada por el grupo danés The Ex apoyando al saxofonista Getatchew Merkurya, y que incluía a gente como Mahmoud Ahmed. Mientras Ahmed estaba tocando (increible, debo agregar), unos hipsters se sentaron detrás de donde estaba, comenzaron a gritar "WOOOOOOH!!!! ROCK N' ROLL!!!!!!!", headbangearon y en general estaban siendo muy molestos para todos los presentes; gritaban y se empujaban y, en serio, no pasaron ni cinco minutos de que llegaron y dejaron "Ok, let's go" y se abrieron, por fortuna.

¿Esos son los fans de la música de hoy? ¿Esos son los que dictan que grupos son los más chidos hoy en día? ¿Ese es el público que buscan las bandas? ¿Con que música terminamos si buscan satisfacer a estos güeyes?

Terminamos con música como Vampire Weekend, Yeasayer, Dirty Projectors, Hot Chip y, sí, The xx; igual que habíamos terminado con Clap Your Hands Say Yeah, Giant Drag, Radio 4, los Teddybears, Chin Up Chin Up, The Bravery, etc. Grupos que no tienen nada que aportar, ni nada que decir y solo disfrutaron del dudoso éxito de que la gente en los blogs y Pitchfork postearon sus mp3s, fueron invitados a uno que otro festival y los mencionaron en sus listas de lo mejor del año. Solo acaban siendo entradas de blogs que no se actualizan desde el 2006.

Sus fans, a la vez, no les interesan; al contrario del punk o el metal o los grupos de rock independiente melódico, aunque no tengan éxito comercial y millones de personas que los recuerden, a ellos no se les mantienen fieles porque...¿Qué hay? ¿Qué te aportan? ¿Acaso terminas con una canción que te recuerda a tu primer amor o al día que mejor te la pasaste con tus cuates? ¡¡No!! Es solo un espacio que ocupan en los iPods de gente que no le interesa la música ni nada más que las modas y ponerse hasta el moco y termina borrándola de los mismos y sus discos duros para hacer espacio de la nueva banda que Pitchfork le ha dado un 9.4

La música pop es igual, eso es cierto, pero tiene la ventaja (o desventaja) de que, por el número estratoférico de personas que la escuchan, no se olvida tan pronto, y esos hits que sonaron y sonaron y vendieron y vendieron pasan a los playlists de Sábado en la mañana y después, a las estaciones de Viejitas pero Sabrosas. Son tantas las millones de mujeres que compraron licuadoras de los New Kids on the Block que ellos se pueden costear una gira de reunión en estadios alrededor del mundo, y es posible que eso también ocurra con los Jonas Brothers, sin mencionar que el pop tiene una nostalgia completamente grabada en su ADN, totalmente de manera inherente; de hecho ¿Cuanta gente no escuchó a Michael Jackson este fin por el aniversario de su muerte, disfrutando su música, a la vez que se encabronaron con lo de Shakira y The xx?

Pero no por eso quiero decir que el pop tiene más mérito que la música de hipsters, es un simple hecho de la vida que la música pop, por masiva, es mejor conocida, recordada y, por lo mismo, con mayor significado para millones de personas. Por supuesto las masas no tienen la razón --¿Cuantos alemanes creían por completo en el régimen nazi y en Hitler?-- y es por eso que todo esto no importa.

Como mencioné, hay gente que para ellos, la canción más profunda y llegadora de sus vidas es la de Celine Dion del Titanic, y para otros, la que los pone a llorar es "Hamburger Lady" de Throbbing Gristle, y por eso, no se puede decir cual es la que es más emotiva, porque depende del escucha, de la persona que disfruta y reacciona a esa música. No dudo en absoluto que haya gente que sinceramente piense que el mejor grupo que ha escuchado en años es The xx, así como no dudo que seguro hay alguien que no ha borrado una rola de Clap Your Hands Say Yeah porque se acuerda del verano del 2006, y le recuerda lo bien que se la pasó; igual que hay gente que vive y muere por Ricardo Montaner o Richard Clayderman. Es más, hay gente que piensa que los Beatles es el grupo más ñoño e insoportable de la historia ¿Están en lo correcto? Sí y no, porque para ellos es la verdad y para los que no lo piensan es una reverenda mentira.

Así que ya dejen de mamar, no porque Pitchfork le da un 8.7 (o lo que sea) a The xx son mejores que Shakira, porque Exa seguro le da mejores reseñas a ella que a los Equis Equis, si los reseñaran. Lo único que importa es el rating en la cabeza de cada persona; y, en la cabeza de Shakira (o de su manager), The xx ocupan tan buen lugar como en la de sus fans.


*Y eso que The Rapture no era un grupo hipster, sino uno retro que en algún punto empalmó con toda esta moda, algo similar a Pretty Girls Make Graves, como un cuate me hizo notar.

1 comment:

Victor Hugo said...

Pensaba que esa canción de Waka Waka era de un grupo africano, que después hizo cover un grupo venezolano y ahora me entero de que esta banda indie tambien forma parte del déjà vu. En fin, a quien le importa.
Y por lo de los hipster, tan cansinos como los beatlemaniacos y su discursillo de siempre. Yo me quedo con Lighting Bolt y con Brahms.
Buen blog, sigué así.